CELESTÚN

Cuenta con uno de los atractivos turísticos de la Península de Yucatán, EL FLAMENCO ROSA, el cual lo tenemos todo el año, además de hermosas playas de arena blanca y el mar verde esmeralda nos invitan a quedarnos a disfrutar de este bello puerto. Tenemos hoteles en la playa, Cabañas con vista al mar y un hostel: 


 HOTEL MARIA DEL CARMEN  frente al mar   Tel. (52) 988 9162170  email: hotelmariadelcarmen@hotmail.com


CABAÑAS LA DESCONOCIDA frente al mar  Tel. (52) 988 9162170


HOSTEL RIA CELESTUN calle 12 x 13   Tel. (52) 988 9162597 email: hostelriacelestun@hotmail.com


HOTEL TOPPER frente al mar Tel. (52) 988 9162000 email: topperhotel@hotmail.com


  CONTACT PARA INFORMES DE TOURS, DUDAS, COMENTARIOS, SUGERENCIAS a email: celestun.mx@hotmail.com y/o riacelestun@prodigy.net.mx  


 La Reserva de la Biosfera Ría Celestún está situada a 80 kilómetros de la ciudad de Mérida, en una extensión colindante entre los estados de Yucatán y Campeche del litoral extremo noroeste de la península de Yucatán, un sitio de especial belleza marina expresada en su amplísima gama de verdes. El municipio de Celestún tiene una superficie de 868.63 kilómetros cuadrados. Por su toponimia, Celestún significa espanto de piedra en lengua maya. No se tienen datos precisos acerca de sus antiguos pobladores pero en Punta Cambalam se han encontrado vestigios prehispánicos mayas, que establecen la existencia de un centro de abastecimiento de productos marinos que perteneció a la provincia de Ah-Canul.    El pueblo de Celestún fue fundado en 1718, como una localidad dependiente de Sisal, sin embargo, por ser una región pantanosa, el lugar permaneció casi despoblado. Posteriormente, al suprimirse el Partido de Sisal en 1872, pasó a formar parte de Maxcanú hasta el año de 1918, en que la población se erigió como cabecera del municipio de Celestún. Por esas fechas se estableció la hacienda salinera de Real de Salinas, lo que originó que el sitio y sus comunidades aledañas se poblaran por la migración de pescadores que llegaron de otros sitios y se avecindaron para explotar la sal y practicar la pesca. Los pobladores continuaron con su dedicación tradicional a la pesquería, a grado tal que con la pesca de escama, convirtieron a Celestún en el segundo puerto en importancia del estado, al contribuir con alrededor del cincuenta por ciento de la pesca de pulpo que abastece tanto al mercado nacional como al internacional. Asimismo, aunque muy disminuida y en un nivel artesanal, la producción de sal continuó. Como otro polo de desarrollo, en los últimos años se ha incrementado la prestación de servicios, principalmente los turísticos, que buscan capitalizar la presencia del flamenco rosado, un ave de espectacular belleza, cuyo hábitat, la Ría Celestún, se caracteriza por su gran biodiversidad. El 27 de noviembre del año 2000 se decretó la creación de la Reserva de la Biosfera Ría Celestún, con una superficie de 81,482 hectáreas, que abarcan los municipios de Celestún y Maxcanú en el estado de Yucatán y Calkiní en el de Campeche. Una región de una gran biodiversidad, poseedora de ecosistemas tan diversos como: manglar, vegetación de dunas costeras, petenes, sabana, tulares, carrizales, selva baja inundable y selva baja caducifolia con cactáceas. En la Reserva de la Biosfera Ría Celestún, se protege el principal hábitat para la alimentación y reproducción del flamenco rosado (Phoenicopterus ruber ruber). Este flamenco es un ave acuática gregaria que se distribuye en México a lo largo de la costa de la península de Yucatán, desde Ría Celestún al occidente hasta Holbox al oriente, aunque ocasionalmente se reporta su presencia más al sur, en algunas lagunas de Quintana Roo.  El flamenco rosado prefiere las zonas más protegidas de las rías o lagunas costeras con aguas poco profundas de alta salinidad y suelos fangosos, en donde se reproduce la Artemia salina, un crustáceo que constituye su principal alimento y le otorga el color rosado a sus plumas. El objetivo de conservación es un estero hipersalino de muy escasa profundidad, que facilita la evaporación del agua, y promueve la existencia de la Artemia y los flamencos que la consumen. Estos esteros se forman por acumulación y deposición de arena debida a las corrientes marinas. En el litoral abundan las especies como el cocotero, el chit y el mangle. La flora de la duna costera presenta plantas xerófilas tropicales, palmas y suculentas. Las especies características son: el sisal, la uva de mar, el nakax, la palma chit, la kuká, la anacahuita, el nopal, el cactus, y la Sikil-ha\'xiu. Los petenes se forman alrededor de los manantiales de agua dulce y tienen el aspecto de una selva en forma de anillo. En el centro de los petenes se pueden encontrar numerosas especies de árboles y palmas. Hacia los extremos se encuentra el palo de tinte y otras especies características de la selva subperennifolia inundable. En la zona media se encuentra un anillo formado por la palma tasiste y el mangle botoncillo. Hay 554 especies de fauna reportadas, en las que se incluyen 15 endémicas de México y dos de Yucatán; de mamíferos se conocen 55, de ellos se encuentran en peligro de extinción: el mono araña, cinco especies de felinos y el oso hormiguero. También existen 333 especies de aves, de las cuales 177 son residentes, 142 migratorias y 14 presentan poblaciones de ambos tipos. Destacan el flamenco rosado, el gallito de mar, la gaviota de playa y la golondrina de mar, todas estas aves son anidantes activas en la región y se estima que en su conjunto forman una población de 10,000 individuos. La herpetofauna incluye 95 especies, entre las que destacan diversos reptiles como la cantil nauyaca, la boa y los cocodrilos. En lo que se refiere a los anfibios se encuentran los sapos del género Bufo que abundan en manglares someros, así como las ranas. Los peces que habitan los cenotes incluyen a las especies endémicas Typhliasina pearsei y Ophisthernon infernale. En el interior del estero se puede encontrar bagre, postá, mojarra prieta, armado, lisa y robalo. De los invertebrados son característicos la cacerolita, el cangrejo terrestre, los caracoles ylasalmejas. Año tras año llegan a la porción norte de la península de Yucatán más de 300,000 aves acuáticas migratorias, que invernan en la Ría Celestún y El Palmar. Por otra parte, las playas de las reservas son una de las principales zonas de reproducción de las tortugas de carey y blanca. Por último, la cacerolita, artrópodo marino que constituye un fósil viviente, utiliza las playas arenosas y parte del estero de las rías para reproducirse, tiene una distribución que abarca desde la península de Yucatán hasta Isla del Carmen, Campeche. La Reserva de la Biosfera Ría Celestún es administrada por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas CONANP*